18.11.10

Excepción.

Me gustan las respuestas del tiempo. Se resuelven dudas con más dudas..más borrosas, más lejanas. Dudas sobre mis manos, dudas sobre el sabor, dudas sobre miradas... dudas, completamente humanas.
Humanamente vamos siguiendo la cuerda a nuestra propia manera. A mi manera. ¿Soy yo de verdad? soy un dibujo, una faceta, una máscara. Soy un conejo blanco arrastrando horas muertas de relojes maravillosos. Soy el cielo, soy quien bucea en las nubes, soy quien da gracias por no ser nada más de lo poco que puedo sentir.
La regla...la excepción, la prueba, la víctima, la mentira, el delito.
Soy un todo dentro de un todo que forma parte de...todo. Todo lo que yo quiera.
Superior al mundo, natural, verde, vívido. Superior nunca. Soy esclava del lluvioso aroma invernal. Soy pasión que se enciende junto a un buen compás y virutas de chocolate en la tarta de los 12. 
Escribo porque las personas ya no me hacen ser transparente. No escribo. Me abro. Me encuentro.
Un regazo...pero,un regazo falto de brazos. Dulces y cariñosos brazos.
Voy a colgar del mar mis mentiras, mis envidias, mis cómplices zapatos.
Voy a ser excepción. Nunca diferente.

No hay comentarios:

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación