7.11.10

18

Espero sentado en el borde del colchón, viendo personas caer, caer y volver a caer.
Veo cuando caen por su culpa, pero duele más cuando lo hacen por la mía.
¿Es posible volverse loco intentando ser persona? A lo mejor es que si hay que intentar ser persona, significa que no se es, y si no se es persona...no...no...

...Se es aire. 
Maldito corazón, el del pájaro enjaulado, siempre escribiendo sobre lo mismo.
¿Es que no te cansas, gorrión?
Me duele la cabeza, los intentos, las sienes, los ojos. Me duelen los ojos.
¿Quién desea un año más en un tiempo de nadie?...me he vuelto pequeño creciendo.


En un solo instante, mientras la luz comienza a deleitar el espacio, entre velas y una mano agarrada a mi cintura mi casa me recuerda que sigue ahí para darme cobijo. 




Demasiadas cosas sin saber como agradecer...






4 comentarios:

Jessica dijo...

Qué buen texto .. me encanta! Sigue así porfa! =)
Un beso

Leticia Hernández dijo...

Es posible.

n u r i a dijo...

me siento muy identificada con la última frase :)

Sofia a. dijo...

:D

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación