28.7.10

Vivir con los pies en el suelo.

Yo eso de vivir con los pies en el suelo me lo dejé en la nevera. Mis padres, al ver que llevaba tanto tiempo allí metido lo movieron al congelador para desocupar el  primer estante.
Allí sigue mi vivir con los pies en el suelo... congelado.

No hay comentarios:

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación