18.7.10

Never think

Me aferro al cenicero.
Me aferro a la jarra de té helado que me espera en el borde de la ventana.
Me embriago del cálido frío matinal.
Me uno al bolígrafo y arrastro un buen montón de folios junto mí.
Inspiración, te abro la puerta. 
Los pájaros quieren salir. Quieren desnudar mi cabeza.
Ofrezco versos sin rima exacta.
Unas horas de impaciencia, coqueteando con las letras de una página llena de sensaciones que...
necesito compartir.


Ya llega lo grande.
La pecera se transforma y el pez deja de soñar.
Vive. El pez vive.
No hay nada imposible.
Ojalá todo el mundo pudiera sentir esa "frase"
...sentir...no creer.




















Nada es imposible...
El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación