28.9.10

Luz.

Tengo y quiero, quiero y tengo,
gracias a la misma razón por la que me sostengo, hoy tengo paz
y esta luz que me ilumina gratis, sí, todos mis bienes pa' tí, 
yo le saco punta al lápiz, que quiero volar.


Un rayo de energía penetra mi cuerpo, siento el aura, 
de aquella que me llena, que me fragua.
Dejo esa responsabilidad en tus manos y no me espanto,
no me estanco, tú, más vital que el agua.


Recuerdo cuando me aguantaba allí arriba sin nadar,
la superficie es fría y me bajaba,
me ahogaba, por eso de no poder respirar...
Intentaba no estar, pero así la situación se agrava.


Ya no tengo saliva, ahora se me caen las babas,
somos yo y tú, tú y yo y una cama.
Nada...nada que no pueda lograr,
desde que tu cabeza se convirtió en mi segundo hogar.


El primero es aquel sitio donde esté contigo, 
si tienes frío yo te hago de abrigo.
Tan sólo escúchame, mírame, desnúdame con la mirada,
paso de sensaciones que no dicen nada.


Contigo todo, contigo puedo,
conmigo puedes tenerlo todo sin empezar de nuevo.
En este juego de iluminar al otro hasta cegar,
yo ya no veo nada y eso es lo más bueno...


Vivo por tu felicidad y el resto no me importa, 
me aportan, pero a la hora de la verdad, sobran...
Me encanta sentir esto, me encantas tanto..
me encanta ver como sonríes cuando te canto..














De un astro para una luciérnaga.

1 comentario:

Lilauzer dijo...

Joder, esto mola.

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación