14.2.12

Palabras

Las palabras tienen miedo de salir volando y el mundo no las ayuda...
Supongo que se harán la misma pregunta que nosotros...cuán importante será todo lo que hago, digo, soy..

Buscamos un momento entre el tiempo y el espacio, para amar a nuestro modo, sin prisa, sin pautas,
sin vibración. Sin querer ando en busca de la mezcla entre el amor universal: amor de dioses, amor que
todo lo hace vibrar y jamás se deleita con la calma...y este amor tan humano que se encierra en cualquier corazón puro, y encierra a cualquier corazón puro. Y la pureza se pierde, en ambos amores.
Se perdieron los grandes romances en la locura del sentido de la vida...o en la media locura.
La llave, a veces, se puede ver a lo lejos entre la sabiduría y el amor, si miras en el momento exacto
y el espacio concreto. Existe. 


.

3 comentarios:

Leticia Hernández dijo...

Nunca pierdas la locura! Esos pequeños impulsos dicen quienes somos. Por cierto, me alegra volver a leer algo tuyo. Gracias por tu comentario Gé, me ha animado. ^^

Locura dijo...

El amor es algo tan complejo y bello, y a veces tan confuso, tanto que puede convertirse en una una máscara del ego.

=)

Leticia Hernández dijo...

Seguiré escribiendo y seguiré leyendote! :) Y quiero verte otra ves, que hace mucho ya eeee ^^

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación