20.10.10

LOCURALOCURALOCURALOCURALOCURALOCURALOCURA..

El viento no mancha, la tormenta no daña regazos verdaderos.
                Verdadero hogar, verdadera familia.
Las ropas no visten almas. Las almas... no se visten...
Quién quisiera ser aire, quien quisiera ser persona, persona de verdad.
Las calles ya no aguantan y mis pies lo sienten. ¿Lo sientes tú?
Lloran, las amapolas lloran. Moriré antes de ver amanecer verde mundo,
                                        verde suelo. Pies descalzos.
Mi bolígrafo repite sensaciones sin freno.           Quiero perderme.
Porqué algo tan mágico como un árbol equivale a un billete.
Seguimos intentando vestir el alma, para no reconocer. Para no reconocernos.
Tengo casi 18 años y ..
una enorme puerta abierta en el sollozo de mi conciencia;

                 sollozo por mí; Llantos por ellos.
Cada día salgo de mi inventado hogar y cuando piso hierba..
siéntome en casa. Adoro encharcarme los pies. 
El sentimiento es conexión. Pronto se abrirán mentes, pronto cerrarán cortinas. 
Nadie quiere ver. 
Qué soy yo, más que un simple aura divagante, soñadora, fuera de órbita.
      No tengo zapatos, no poseo máscara..no puedo sentarme.
              La tierra no es de nadie.            La tierra no es de todos.
      En estos tiempos sin relojes coordinados, 
      la locura es el mayor deleite de la vida.


2 comentarios:

Sofia a. dijo...

Alucinante*-*

Leticia Hernández dijo...

La tierra no es de todos...¿de quien es? :)

El cine, el amor. La tierra, las flores, el color verde, la magia. El contratiempo, el desorden. El caos. Las cortinas, el humo, atardeceres, las retinas brillantes. Astro, el sol. La lluvia, pasar frío. Caramelos, momentos. Los vuelos, las caídas, los cuadernos... La imaginación